Pequeña redundancia es un proyecto personal dedicado a hacer entender y visualizar lo máximo posible un objeto, dándole siempre un aire cómico y amigable. Se puede utilizar tanto en un ámbito didáctico, como para un propósito más comercial dirigido a la venta y comunicación del propio producto.

Formato: 31 cm x 31 cm. Ampliable a cualquier tamaño que responda a las proporciones originales.


Si te interesa alguno de ellos, pregúntame.